clientes
¿Por qué no consigues hablar fluido en inglés?

¿Llevas estudiando inglés desde hace muchos años y sin embargo no eres capaz de articular palabra en una conversación con un nativo? En esta entrada vamos a descubrir los 3 principales factores por los que el inglés hablado se te resiste para que consigas por fin aprovechar todas esas horas que le dedicas a aprenderlo:

1.El ser humano es un ser social.

Hablas español perfectamente de forma improvisada, ¿Te acuerdas cómo lo aprendiste?

Como seres sociales que somos, es interactuando con otras personas como aprendemos realmente un idioma. Al hablar con otras personas en situaciones reales, tu cuerpo y mente se activarán de forma natural. Estarás enfocado en solventar la situación, no dando espacio a miedos que pueden sabotear el aprendizaje.

Literalmente, al resolver situaciones cotidianas e interactuar con otras personas se cambia el chip. Es importante aprender la gramática, pero si no pasas a la acción no te servirá de nada. 

Tienes que aprovechar esa activación que se produce en nuestro cerebro cuando interactuamos con otras personas. Así es como aprovecharás todo su potencial y podrás aprender una nueva lengua sin importar la edad con la que lo hagas.

2.Saliendo de tu zona de confort es como aprovechas tu auténtico potencial.

Seguramente tengas ese amigo o amiga que se fue a Inglaterra a trabajar sin tener idea de inglés y ha vuelto con un nivel que nadie lo creería años atrás.

La necesidad agudiza el ingenio. Es fuera de situaciones habituales como tomamos consciencia del potencial y cualidades que tenemos sin desarrollar. Cuando le plantas cara al miedo, puedes vencerlo y aprovechar esa confianza para conseguir todos tus objetivos. 

Delante de un libro en tu escritorio no conseguirás ni un 10% de lo que eres capaz. Sal ahí fuera y busca situaciones que te fuercen a sacar lo mejor de ti. Este verano en la playa aprovecha para ayudar a algún extranjero que se haya perdido, hacer amigos de otros países o participa en cualquier blog que te guste de internet.

3. La repetición como herramienta para el éxito.

¿Cuántas veces has estado motivado y empezado con la mejora de tu inglés pero has abandonado a la primera oportunidad?

A los seres humanos no nos suele gustar el cambio, de hecho nos resistimos cuando aparece. Parece que existe algo en nuestra mente que quiera mantenernos en la rutina. Ello se debe a la existencia de una zona en nuestro cerebro llamada amígdala, la cual se opone a todo cambio en la rutina diaria. Este comportamiento tenía una gran utilidad para que nuestros antepasados sobrevivieran muchos años atrás, pero tiene escasa utilidad en el mundo actual.

A través de la repetición, invierte ese circuito cerebral que te impide mejorar, enseñando a tu cerebro que el cambio es bueno. La mente dejará de ser tu enemiga. Sé constante y descubre de lo que eres capaz.


Como has visto, el conseguir hablar inglés de manera fluida depende únicamente de ti. Nada tiene que ver tu edad, genética o el ambiente que te rodea. Busca las mejores situaciones para aprovechar el enorme potencial que tiene tu cerebro. 

Comentarios (0)