como-se-consigue
Cuando por motivos sociales o profesionales tenemos que hablar en público, se pueden dar dos situaciones:

En el mejor de los casos, sabremos el día con suficiente antelación. Ello permitirá realizar un correcto planeamiento de las ideas que quiero transmitir.

Por otro lado, en ocasiones nos podemos encontrar con la peor de las situaciones: tener que hablar en público sin tener nada preparado.

Hablar en público ya de por sí exige de una gran exigencia para cualquiera, pero si encima no he tenido tiempo para estructurar lo que quiero transmitir, puede llegar a ser una situación muy comprometida. Lo primero de todo es ser consciente de que sabes más de lo que crees, no debes dejar que el miedo te impida expresarte correctamente. Estos consejos te ayudarán en tus primeras palabras:

Empieza cuanto antes

Los primeros 10 segundos son los más difíciles, supera esta barrera y todo irá mucho más fluido. Desde el momento que sepas que tienes que hablar hasta que lo hagas, tu mente empezará progresivamente a bombardearte con miedos y pensamientos negativos. Si ya no tienes tiempo de prepararte, mejor cuanto antes lo hagas.

Posición corporal activa

Ponte de pie, anda, mueve las manos y la cabeza. Hay una estrecha relación entre la actividad física y la mente. Una correcta actitud en tu tono de voz y posición corporal marcará sin duda tu resultado final

Principio de aquí y ahora

Trata de olvida todos los problemas y preocupaciones que tengas ese día. Respirar hondo varias veces antes de empezar te ayudará, además de darte unos segundos de tranquilidad y salir del momento de shock.

Empieza con un ejemplo 

Piensa en una experiencia personal que se relacione con el tema a desarrollar. Al tratarse de una vivencia, la describirás de forma fluida y natural, rompiendo así los difíciles momentos iniciales y ganando tiempo para tu aportación final. Además, a todos nos gustan las historias personales, tu audiencia quedará enganchada al escucharte.

No traduzcas en tu mente

Con el inglés que sabes intenta comunicarte. No lo expresarás exactamente como lo dirías en español, pero te darás cuenta de que te estás comunicando de manera fluida y efectiva

No le des excesiva importancia si te equivocas

Toma con total normalidad el error, no lo evites y aprende de él si aparece. Posiblemente el personal a quien te estés dirigiendo sepa que no has podido prepararte nada, por lo que no serán tan exigentes. No lo seas tú tampoco contigo mismo.

Comentarios (0)